nuevazelanda.net  
 
 
 
 
 
Ski Whakapapa  
 
¿Cuál es tu idea de un lugar perfecto para esquiar? ¿Mucha nieve? ¿Suaves o emocionantes pendientes? ¿Una variedad de resorts? ¿Un divertido ambiente de après ski con un pintoresco paisaje como telón de fondo? Entonces no busques más: Nueva Zelanda tiene todo esto y mucho más, convirtiéndose en el paraíso de invierno ideal para tus próximas vacaciones. La mayoría de las zonas de esquí abren de mediados de junio hasta principios de octubre, ofreciendo más de cuatro meses y una geografía ideal para los amantes de la nieve!
Nueva Zelanda ...
 

Nueva Zelanda, ubicada al sur del Océano Pacífico, está formada por dos islas que corren aproximadamente de norte a sur, con cadenas montañosas en la mayor parte de su longitud, ligeramente más grandes que Gran Bretaña

Es un refugio para aquellos que buscan paz, relax y rejuvenecimiento, así como un divertido patio de juegos para los deportistas y aventureros.

Su clima templado, con variaciones estacionales relativamente pequeñas, hace de este un destino de vacaciones ideal durante todo el año, mientras que el aire fresco, paisajes y actividades al aire libre son sus principales atracciones.

Pequeña, remota y escasamente poblada, Nueva Zelanda también cuenta con fabulosos festivales, excelente comida y muy buen vino. Igualmente impresionante es la cultura maorí, que ha logrado sobrevivir gracias a que en este país reconocen y celebran a su pueblo indígena.

Los neozelandeses – apodados “kiwis” en honor de la simpática ave - son gente amable, extrovertida, entusiasta y que sienten un profundo amor por el paisaje en el que viven.

Las dos islas tienen sorprendentes y diferentes características. La Isla del Norte posee dramáticos paisajes volcánicos y zonas de gran actividad térmica, largos tramos de hermosas playas, antiguos bosques indígenas y una fuerte influencia cultural.

La Isla del Sur, con un ritmo de vida más lento, está dominada por una magnífica columna vertebral montañosa, los nevados Alpes del Sur, y el espectacular paisaje de las vías navegables, con glaciares, lagos profundos y verdes bosques.

El país puede ser pequeño pero, cuando se trata de variedad, es prácticamente inigualable. La gran ventaja es que la totalidad de sus diversas características físicas, culturales y artísticas están muy cerca unas de otras.

Wellington, la capital, está situada en el extremo sur de la Isla del Norte. El clima aquí puede ser muy extremo - a menudo con vientos de fuerza de vendaval - pero la ciudad es lo suficientemente interesante como para hacer el viaje.

Sin embargo, la mayor y más espectacular ciudad es Auckland. Asentada sobre 46 colinas volcánicas y prácticamente rodeada de agua, es un microcosmos de todo el país. Su magnífico puerto es comparable al de Sydney, y la diversidad de atracciones, actividades y entretenimiento es abrumadora.

Queenstown, en el borde del lago Wakatipu, es una meca para los fanáticos de los deportes extremos y la adrenalina, ya sea para saltar en paracaídas, practicar rafting en los rápidos o saltar bungee desde un puente o helicóptero.

Nueva Zelanda ha sido bendecida con algunos de los más variados y dramáticos terrenos del mundo, con glaciares, fiordos, playas, montañas, praderas y bosques tropicales.

Si tienes oportunidad, podrás admirar el impresionante paisaje mientras practicas esquí, surf, cabalgata, montañismo, senderismo - que los lugareños llaman "tramping" - o piragüismo.

Y si estas actividades no son lo suficientemente interesantes, prueba algunas de las aventuras que los kiwis han inventado: saltar bungee desde acantilados y puentes, deslizarte a través de los rápidos de agua blanca, o meterte dentro de una gigante bola de plástico y rodar por la ladera de una colina.

Si prefieres algo más tranquilo, disfruta de un paseo por playas vírgenes, recorre su pintoresca costa en velero, pesca truchas y salmones en prístinos ríos y lagos, camina sobre un poderoso glaciar, admira la hermosa flora y fauna nativa, nada con delfines, o cena en uno de los aclamados viñedos del país.

Alternativamente puedes sumergirte en la cultura de los museos y galerías de las principales ciudades, así como en los templos y ruinas maoríes.

Cuando regreses a tu hogar, la mayoría de tus buenos recuerdos probablemente vendrán del esplendor natural de Nueva Zelanda. Hay pocos países en este planeta tan diversos, solitarios, vírgenes y absolutamente fotogénicos.

 

 
Ciudades...
 
Auckland...
Auckland  
Auckland es “lo más” de Nueva Zelanda: la más grande, la de mayor diversidad cultural y la más cosmopolita ciudad. >>
Christchurch...
Christchurch  
Apodada “la Ciudad Jardín”, es la más grande de la Isla del Sur. Tiene un ambiente relajado y un cosmopolita centro histórico >>
Dunedin...
Dunedin  
Rodeado de un puerto azul profundo por un lado, y misteriosas colinas por el otro, los exuberantes valles y la arquitectura... >>
Queenstown...
Queenstown  
Queenstown, en la orilla norte del serpenteante Lago Wakatipu, es el arquetipo de la gran y opulenta ciudad turística. >>
Rotorua...
Rotorua  
Situada en el corazón de la Isla del Norte de Nueva Zelanda. La ciudad está impregnada de olor a azufre y rodeada de volcanes. >>
Taupo...
Taupo  
La cada vez más excitante ciudad de Taupo, ahora rivaliza con Rotorua como la capital de la adrenalina en la Isla Norte. >>
Tauranga...
Tauranga  
Preciosas playas se suman a un relajado estilo de vida centrado en el mar, los restaurantes, los cafés y las tiendas. >>
Wellington...
Wellington  
Ubicado en las orillas de un gran puerto y rodeado de un anfiteatro natural de colinas boscosas, cuenta con el más vibrante distrito... >>
Regiones...
 
Bahía de las Islas...
Russell  
Bahía de las Islas, en Nueva Zelanda, es uno de los mejores parques marítimos y el lugar de nacimiento de Nueva Zelanda, ya que Russel... >>
Nelson...
Nelson  
En el extremo norte de la Isla Sur se encuentran Marlborough y Nelson.Con algunos de los mejores paisajes y maravillas naturales...>>